Clavijo se lleva “la tarea y el sentir general” de los colegios profesionales tras el encuentro de este viernes

Average: 1 (1 vote)

La reunión convocada por Unión Profesional de Canarias resultó todo un éxito de participación y permitió un diálogo directo con el presidente, que valoró la colaboración colegial y se comprometió a más encuentros durante la legislatura.

Santa Cruz de Tenerife,  12 de septiembre de 2015.  El presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, dijo ayer llevarse "la tarea" y el "sentir general" de los colegios profesionales, tras escuchar las demandas de los representantes de un total de 21  corporaciones presentes en el encuentro convocado por Unión Profesional de Canarias (Upcan) para abordar asuntos como el apoyo al empleo, la colegiación en el ámbito de la Administración o la competencia desleal de las empresas públicas a las pequeñas empresas y autónomos. Clavijo agradeció tener en frente una estructura organizada, "porque es garantía de interlocución", y se ofreció a mantener tres o cuatro encuentros más con este sector durante la legislatura.
En la reunión, de alrededor de dos horas de duración, Clavijo valoró el papel de los colegios profesionales y señaló su intención de apoyarse en ellos durante su mandato, porque “trabajar de la mano con los colegios, nos ayuda”, aunque no ocultó en otro momento que para lograrlo se requería un “cambio cultural” desde la propia Administración.
Tras escuchar qué preocupa al conjunto de los colegios profesionales, según le fue desgranando el presidente de Unión Profesional de Canarias, Mario Garrido, el jefe del Ejecutivo canario fue respondiendo a cada una de las cuestiones planteadas, y dijo estar empeñado en el empleo y en facilitar prácticas o el acceso como autónomos de los recién titulados, “quizá a través de los ayuntamientos”, propuesta que dijo que iba a trasladar a la vicepresidenta del Gobierno canario y a la directora general de Empleo.
Clavijo aceptó la oferta que le hizo Upcan para la participación y asesoramiento legal de los profesionales en cuestiones en las que son especialistas, y se comprometió a llevar este asunto a Consejo de Gobierno. Asimismo, estuvo de acuerdo en la solicitud de facilitar funciones públicas a los colegios profesionales, tras reconocer que tienen mayor credibilidad,  son más ágiles y conocen mejor su sector, y la ayuda que supondría para la Administración, de forma que sugirió hacerlo mediante encomiendas a los colegios.
Más reparos puso a la solicitud de una  participación de los colegios, que podría coordinar en algunos casos Unión Profesional de Canarias, en órganos o comisiones institucionales con el fin de influir en proyectos que, en último término, tienen que desarrollar los profesionales. Al respecto planteó sus dudas legales sobre esta representación, pero dijo que habría que estudiarlo desde un punto de vista jurídico, cometido que planteó y recogió el representante del Colegio de Abogados allí presente.
En cuanto a la competencia desleal de las empresas públicas a las pequeñas empresas privadas, queja generalizada de los profesionales, en su mayoría autónomos, el presidente aseguró que  su gobierno va a dar un giro a la que consideró la principal competencia, y citó a Gesplán, y aseguró que se va a limitar la actuación de otras, como Gestión del Medio rural, que explicó que será exclusivamente comercializadora de los productos canarios.
Ya en el turno de intervenciones de los representantes de cada colegio profesional,  miembros todos de las juntas de gobierno y algunos procedentes de otras islas, Fernando  Clavijo tuvo la oportunidad de escuchar las reivindicaciones de cada sector, y de contestar a algunas de los problemas que le plantearon, en general el apoyo al empleo para mantener el tejido de los profesionales titulados en las islas, la colegiación obligatoria como tema recurrente por su importancia para los consumidores, la agilización de procedimientos administrativos, la nueva legislación de ordenación del territorio, los cambios en la OPE enfermera y la participación en leyes, como la de servicios sociales, pasando por los problemas que han planteado las ITE o el alquiler vacacional por no haberse contado previamente con los colegios profesionales, o la dificultad para adecuar el gasto farmacéutico por las limitaciones aún en el presupuesto de las islas para 2016. Otros asuntos no menores fueron la necesidad de una ley de protección animal, que planteó el Colegio de Veterinarios, la necesidad de inversiones en carreteras o, al menos, en proyectos de menor cuantía, como reclamó el Colegio de Ingenieros Técnicos de Obras Públicas, o las dificultades profesionales de los ingenieros informáticos. 
Actualización de la Ley canaria de Colegios Profesionales
En apoyo a las palabras de Clavijo, el director general de Relaciones Institucionales, Teófilo González, aseguró que “la Administración quiere contar con los colegios”, y recordó el apoyo en la pasada legislatura a una campaña a favor de los profesionales que impulsó Upcan. Además, anunció que es intención actualizar la Ley autonómica de Colegios Profesionales en esta legislatura, que ha quedado obsoleta y con la que podría darse un impulso a la actuación de los colegios profesionales. En este sentido, avanzó un posible acuerdo de colaboración con los Economistas y Titulados Mercantiles (próximos a fusionarse en un solo colegio), a los que se podría confiar la revisión de las cuentas de las fundaciones, cuyo control corresponde a la Comunidad Autónoma y en concreto a su área de responsabilidad.  Por otra parte, comunicó que se van a realizar jornadas informativas y de  asesoramiento para que los sectores afectados, en este caso los colegios profesionales como corporaciones de derecho público, conozcan las medidas que están obligados a  adoptar en aplicación de la Ley canaria de Transparencia.
Cabe destacar que el encuentro discurrió en un tono cercano, afable y distendido, y que resultó satisfactorio para los colegios, en tanto que tuvieron la oportunidad de hablar de cuanto les preocupa en diálogo con el presidente. Todos ellos ofrecieron su colaboración al nuevo gobierno para trabajar conjuntamente en favor de la sociedad, como profesionales altamente formados, especializados y con información precisa sobre temáticas que facilitarían la gestión pública.