Upcan defiende la continuidad de los colegios profesionales como garantes del control del intrusismo

Sin votos (todavía)

Unión Profesional de Canarias (Upcan) defenderá este jueves 31 de enero en Madrid, ante el resto de asociaciones nacionales que representan a los colegios profesionales, la continuidad de estas instituciones de derecho público como garantes del control del intrusismo. Los responsables de Upcan participarán en el encuentro organizado por Unión Profesional para debatir el borrador del anteproyecto de Ley de Servicios Profesionales que recoge la colegiación obligatoria solo para tres grandes colectivos: técnicos, juristas y sanitarios.
Unión Profesional de Canarias trasladará a este foro nacional la preocupación de los colegios del Archipiélago ante la posible desaparición de la obligatoriedad colegial, después de mantener este martes una reunión con los responsables de varias organizaciones colegiales y testar las opiniones al respecto del cambio del sistema colegial que se avecina. Todas coinciden en la necesidad de poner en valor la tradición del modelo español, un modelo que, según el presidente de Upcan, Jorge Violán, ha garantizado los intereses del usuario o consumidor final.
Con la futura Ley de Servicios Profesionales, que el Ministerio de Economía quiere aprobar en este 2013 para, en palabras de su titular, Luis de Guindos, “mejorar la competitividad del país”; se traslada al ordenamiento español la Directiva Bolkestein de liberalización de servicios que promulga la libre circulación de profesionales entre los países de la Unión Europea.
La mayor parte de los colegios canarios está de acuerdo en que es necesaria una actualización o evolución de las estructuras colegiales, pero siempre y cuando no conlleve la desaparición de unas instituciones que además de regular las actividades profesionales, controlando las prácticas de los profesionales colegiados, luchando contra el intrusismo y por lo tanto dando seguridad a los usuarios; mejoran la formación de los titulados y ejercen como mediadores en caso de conflicto.
Una de las consecuencias directas del vacío de competencias de los colegios profesionales sería la asunción por parte de la administración pública de la regulación de las profesiones, teniendo que crear para ello un sistema administrativo con el consiguiente coste en recursos materiales y humanos. Este servicio, que hoy realizan de forma gratuita las organizaciones colegiales, supondría una nueva carga para el ciudadano.
En la reunión de este martes en la sede de Upcan en Santa Cruz de Tenerife, en la que estuvieron presentes dirigentes de los colegios de Enfermería, Abogados, Ingenieros Técnicos de Informática,  Agentes de la Propiedad Inmobiliaria y Administradores de Fincas; se consensuó presentar en Madrid una propuesta ante la posible desaparición de la colegiación obligatoria que contemple  la obligatoriedad censal, es decir la creación de un registro de profesionales por parte de los colegios. De esta forma, no se perdería la capacidad de lucha contra el  intrusismo.